El Cañón del Sil

Después de nuestro nuestra ruta Maquino Largaño, terminamos la tarde con una ruta fluvial por el Cañón del Sil.

La mañana nos había ofrecido lluvia, pero la tarde nos brindó la posibilidad de disfrutar del sol y hacer que está visita brillara con todo su esplendor.

El cañón del Sil divide las provincias de Lugo al sur y Ourense al norte. La Ribeira Sacra ha sido históricamente una zona vitivinícola, ya en la época de los romanos. Presumen de tener algunos de los mejores vinos de Galicia con denominación de origen. Es una de las zonas más bellas, gracias a su paisaje y la forma de cultivar los viñedos en la ladera del río, con pendientes espectaculares denominados “socalcos”. La vendimia se hace cargando a las espaldas o en mulos, el fruto recogido, aunque también pudimos ver pequeñas ayudas modernas de mecanización por medio de raíles.

Desde el catamarán, pudimos disfrutar de un paraje impresionante, donde pudimos contemplar bosques autóctonos entremezclados en sus escarpados cañones y el cultivo de las viñas en sus laderas.

Las piedras del cañón están modeladas de las formas más caprichosas que la naturaleza puede crear, una de las más conocida es la llamada “Cara del indio” o “El Peregrino”, que parece observarnos al pasar junto a ellas.

El nombre de “Rivoyra Sacrata” se refiere al refugio de monjes y eremitas desde tiempos de los suevos en las gargantas fluviales del Sil y del Miño. Algunos de estos monasterios podemos aun contemplarlos en todo el entorno.

Los Balcones de Madrid

“El más conocido mirador de la Ribeira Sacra, es un balcón de vértigo sobre los cañones…  Su curioso nombre se origina porque en ese punto despedían las esposas a sus maridos barquilleros, al partir a cualquier viaje largo, y fueses a donde fuesen, decían que iban a Madrid.”

No es que se distinga desde aquí la capital de España, que casi, sino que era el lugar escogido por las mujeres para ver marchar a sus maridos emigrantes. Muchos eran barquilleros e iban con su canción (“¡Al rico barquillo de canela para el nene y la nena!”) a las verbenas de Madrid. Así se explica también por qué en el pueblo hay un monumento al Barquillero. Desde esta atalaya conviene asomarse al atardecer sobre la sencilla barandilla de madera para contemplar cómo las aguas del río parecen detenerse, a la vez que se vuelven de un azul oscuro.” http://www.periodicoelcorral.wordpress.com      

                                                   copaal-canon-del-sil_00

copaal-canon-del-sil_01
El catamarán nos espera para hacer el recorrido fluvial

copaal-canon-del-sil_02

copaal-canon-del-sil_03
Empezamos a ver los primeros viñedos en la ladera de Lugo

copaal-canon-del-sil_04

copaal-canon-del-sil_05
Cultivos en la ladera del río llamados “socalcos”
copaal-canon-del-sil_06
El “peregrino” nos observa desde la lontananza

copaal-canon-del-sil_07

copaal-canon-del-sil_08

copaal-canon-del-sil_09

copaal-canon-del-sil_10

copaal-canon-del-sil_11
El indio nos mira con su rostro impasible pasar

copaal-canon-del-sil_13

Ayuntamiento Parada del Sil

Siente Galicia

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.